Viajar a Búzios en temporada alta: recomendaciones, consejos, verdades y mitos – Parte 1

Llegó el día domingo y -aunque para mí todos los días son iguales- seguramente, para más de uno, es ese día al que le dedica mas tiempo para estar frente a la pc, leer algún diario on line, mirar una película o serie, o quizás algún deporte o viajar virtualmente leyendo sobre nuevos destinos. Y como a la mayoría de las personas nos gusta viajar, entonces acomódese en su asiento que hoy le voy a hablar un poquito de un destino paradisíaco llamado Búzios.

No voy a empezar hablando de lo que hablan todos, de sus más de 20 playas, de Brigitte Bardot y toda esa “sanata” (que ya luego hablaré en otra oportunidad). Hoy le voy a contar de las cosas que más le interesa a usted como turista; pero principalmente para aquel turista que viene a pasar sus fiestas aquí en Búzios. De lo que tiene que saber. De lo que verdaderamente tendría que preguntarse y…. de lo que estoy cansado de responder por mail. (Sí, soy humano, y también me canso de responder siempre lo mismo)

Entonces, una de las preguntas que más me hacen los lectores de mi blog y la gente que me contacta es… ¿Cómo es Búzios en año nuevo?. Para darle más o menos una pincelada, les voy a responder con algunas experiencias y apreciaciones personales y otras, que luego con el tiempo, fui adquiriendo y observando.

Búzios es una ciudad pequeña de poco más de 27 mil habitantes. Dicen las estadísticas que en temporada alta, sobre todo Reveillon (fin de año), la cantidad de personas alcanza los 200 mil habitantes! Esto se lo comento para que se dé una idea de la magnitud del turismo en esta área turística y para que a la hora de viajar no se lleve una sorpresa.

Si es de esas personas que no les gusta estar tomando sol con los pies de otro turista a menos de 2 metros, entonces evite estas fechas. Además, son las fechas donde los precios suben estrepitosamente y donde hay altas probabilidades de que tenga que esperar a donde sea que vaya: para ir al supermercado, la farmacia, el restaurant o el baño público ármese de paciencia. Yo sé lo que le digo. Entre el 27 de diciembre y el 05 de enero son las fechas más concurridas, luego disminuyendo progresivamente esa cantidad hasta lo que resta de la temporada alta (finales de febrero).

Una postal de una de las playas de Búzios
Una postal de una de las playas de Búzios

En las vísperas de año nuevo, Armação dos Búzios se encuentra super animada y agitada con gente de todos los países y nacionalidades. Es común caminar por la orla y escuchar al menos 5 idiomas. Cosmopolita y radiante, es común ver en el centro de la plaza la larga fila de turistas para hacer paseos de escuna o de catamarán. Es común ir a la playa y estar esquivando pies y cuerpos por la arena. Es común que todo se demore un poco más de lo común. Y hablando de que todo se demore más de lo común, para comenzar, lo primero: desde Río de Janeiro, si tiene pensado venirse en transfer, cuando normalmente un transfer se demora como mucho tres horas en temporada baja, en temporada alta hasta se duplica ese tiempo! Sí, 6 horas para hacer 180 kilómetros desde Río de Janeiro (y me consta que hay casos de hasta 8 horas!).

El turista que viene en esta temporada es bien heterogéneo, conformado principalmente por familias y grupos de amigos que superan los 5 integrantes. Predomina mucho brasileño con su casa de verano que viene a pasar sus fiestas aquí junto con sus amigos y familiares, y mucho argentino también.

El clima es ideal y el viento que nunca deja de soplar –sin ser frío y sin ser molesto- permite que no nos agobiemos ni nos agitemos tanto, al contrario, es como que se siente una caricia, un envión para seguir avanzando.

Aunque en Búzios todo el año el clima es precioso –hasta en invierno uno puede hacer playa, con temperatura media anual de 25º aproximadamente-, mejor aun, en el verano, el calor no es tan fatigoso ni abrumador ni incómoda tanto debido a las corrientes de viento que surcan la península. Con una media de 30º en verano uno puede pasear de ropas livianas el día entero y sentirse a gusto. En este aspecto difiere mucho de Río de Janeiro donde uno tiene que ducharse como 5 veces al día porque se baña y a la media hora ya está “hecho sopa” por la humedad y el calor. Búzios tiene uno de los mejores microclimas del mundo, las precipitaciones no son muy frecuentes y cuando llueve, por lo general, son lluvias por las noches y de poca intensidad. Diciembre es el mes más lluvioso (más fuertes que el resto del año) y a mediado de año el clima es más seco.

El festejo por el fin de año (Reveillón, todavía me cuesta pronunciarlo) se concentra en las playas (Ferradura, Geribá, Brava, Armação, etc) y, en casos más exclusivos, en clubes y discotecas donde los ingresos arrancan en los R$500,00 mínimo (los hay hasta de R$1500,00 por persona) con festejos a  lo Búzios, a puro glamour y brillo.

La contrapartida es el festejo en la playas arriba citadas, donde la mayoría de los turistas asisten con sus grupos de amigos y familias. Asisten con sus bebidas y su alegría a cuestas para recibir un nuevo año a orillas del mar.

La playa más concurrida en esta oportunidad es Geribá, que por ser una de las más extensas de Búzios, es la más atrayente para este evento con dee jays en vivo, grandes aparatos de sonidos y luces y láseres que se proyectan sobre las rocas de la playa (Ponta do Marisco). Y claro, fuegos artificiales!

Fuegos artificiales en Buzios
Fuegos artificiales en Buzios

Una tradición, al igual que en casi todo el litoral brasilero, es ir vestido de blanco – símbolo de paz y armonía, como un papel en blanco listo para recibir y vivir los sueños de un nuevo período lleno de esperanza y realizaciones- y al llegar la hora del año nuevo hacer una ofrenda de flores (blancas en lo posible) a Lemanjá (o Yemanjá) -diosa pagana del mar- y luego saltar 7 olas seguidas. Sí, 7 olas. Y procure no beber demasiado antes de esta ocasión o será de los muchos casos graciosos que vi que intentaban saltar olas y a la tercera se caían de boca al mar. Sea como fuere, y más allá de las creencias y tradiciones de cada quien, está bueno ser parte y sentirse parte de otra cultura observando sus acciones e integrarse.

Lemanjá, Iemanjá, o Yemanjá, divinidad del mar.
Lemanjá, Iemanjá, o Yemanjá, divinidad del mar.

En lo que respecta al transporte, como no podía ser de otra manera, este aspecto no escapa al problema que tiene la ciudad cuando se encuentra superpoblada, y es que la arteria principal que atraviesa Búzios casi de punta a punta (Avenida José Bento Ribeiro Dantas) hace de embudo y es un verdadero caos el transportarse desde un punto de la ciudad hasta otro siempre que tenga que pasar por allí. Caminar, bicicleta o escoger lugares fuera o alejados de esos puntos es una condición a considerar. En Búzios hay muchos lugares donde rentar su bicicleta. Búzios Rent a Bike es una buena alternativa. Si decide venir en carro hay que tener en cuenta el estacionamiento. La ciudad como es muy pequeña y al verse sobrepasada en población de turistas sufre de la escasez de lugares para dejar el auto. Por la tarde noche la movida se concentra en el centro de Búzios, alrededores de la plaza, Rua das Pedras, Orla Bardot y hasta ahí llegamos. Los bares se encuentran atestados de personas y las playas también. Vaya pensando en la idea de caminar un par de cuadras o de buscarse un alojamiento con garaje, además, cuando hay mucho congestionamiento la circulación por el centro está directamente prohibida. Pero bueno, el encanto de Búzios reside en su naturaleza y en que se puede recorrer casi completamente a pie, así que es una buena ocasión para hacer una caminata rumbo al mar o al centro sintiendo esa hermosa brisa de verano en el rostro, o pasear por Rua das Pedras, toda iluminada y llena de bares para sentarse a tomar algo y disfrutar de la noche buziana.

Si su idea es ir a un restaurant o bar, es una buena idea reservar con tiempo. En la Orla Bardot y en Manguinhos se encuentran los mejores restaurants. Como ya avisé, hay que ir con tiempo porque en verano se encuentran repletos. Para alojarse, ni hablar! De eso ya ni habría que decirlo que se tiene que tener en cuenta y más que solucionado el tema del hospedaje para estas fechas (haré un artículo especial al respecto más adelante).

Pero también puede comer en la playa, en los innumerables quiosques, o barracas a lo largo de la mayoría de las playas. En estos casos va un consejo: siempre antes de sentarse, pregunte si le van a cobrar sólamente el consumo o también las reposeras, sillones y sombrillas. Lo que parece casi obvio, no está de más convenirlo antes de sentarse para evitar sorpresas. Es muy común que se lo invite al turista a tomar una caipirinha por R$ 15,00 y luego termine pagando R$50,00 por servicios que a veces se dan por descontado que se tenían que pagar cuando el turista no fue bien informado, mas bien fue engañado. Para los más exigentes, existen clubes de playa, un concepto moderno para gente que les gusta disfrutar los lugares destacados y distinguidos. Silk en Praia Brava es un claro ejemplo: elegante, sofisticado, piscina, colchones barranca al mar, buena música, restaurant de primera línea y atención excelente. Super recomendado! 

Silk Beach Buzios en Praia Brava - Imperdible
Silk Beach Buzios en Praia Brava – Imperdible

¿El agua es fría o es cálida? otra de las preguntas más recurrentes! Bueno, más allá que todo es relativo de dónde se provenga, la realidad es que si se pensaba que Búzios tiene aguas cálidas, olvídese. Digamos que en todo caso son templadas. A menudo escucho a turistas que me dicen “me dijeron que en Tartaruga (una de las playas) tiene agua caliente” y les digo la tajante verdad: Mentira!. Si bien es cierto que ciertas playas como Manguinhos y Tartaruga reciben otras corrientes marinas con temperaturas más cálidas, en términos generales las temperaturas del agua en Búzios oscilan entre los 18 a 20 grados en invierno – otoño; y en primavera – verano esa temperatura puede ser hasta de 22 grados. La temperatura del ambiente puede que sea más amena afuera y que se sienta menos cuando uno se baña en el mar, pero de ahí a decir que en Búzios hay playas de aguas calientes, dista mucho de la realidad. Mejor venga con la idea de que va a pasar un buen momento de playa pero quítese del chip la idea que las aguas son “calientes” como a veces se le quiere vender al turista.

Resumiendo, seguramente le dije muchas cosas que no sabía a usted que está por venir a Búzios, y si ya conoce sería bueno que deje su opinión, comentario y sugerencia que de seguro será de ayuda para otros turistas.

No es que quiera ser pesimista ni espantarlo, muy por el contrario, me interesa que cuando conozca Búzios venga ya sabiendo con lo que se va a encontrar, porque si hay algo que me pone triste (sí, me entristece creo que sería la palabra más justa) es cuando escucho a hablar a turistas que dicen que Búzios los ha decepcionado(gracias a Dios lo escuché pocas veces). Entonces para terminar con todas esas expectativas erradas yo le voy cantar “la posta”. Luego usted decida en que temporada decide venir a conocer esta bellísima joyita. Ahora, ya me siento mas tranquilo 🙂

En la próxima entrada de este capítulo hablaremos más directamente de la oferta de hospedajes para esas fechas y de algunas otras recomendaciones y sugerencias. Los esperamos en nuestras redes sociales para más novedades y noticias! —> http://facebook.com/aluguelinbuzios y si te gustó el aporte y conoces alguien que tenga ganas de conocer más de Búzios comparte y sugiere la página. Gentileza genera gentileza. Así funciona!

Hasta la próxima.

Al viajar a Búzios: ¿hotel, posada o casa particular? Algunas sugerencias y consejos a la hora de alquilar en Búzios

Si su idea a la hora de venir a Búzios es ahorrar y viaja con un grupo constituido por 4 integrantes o más, entonces la alternativa es pensar en otros tipos de alojamientos a las ya tradicionales posadas, hoteles y otros alojamientos similares – que son una buena elección cuando los que viajan son una pareja, o un grupo de hasta tres integrantes (en algunos casos hasta 4 se justifica) pero, ya cuando son más, las casas para alquiler en temporada en Búzios abundan y son generalmente la mejor opción para alojarse.

Las hay a lo largo y ancho de toda la península. Consulté con corredores amigos acerca de la oferta de este tipo de alojamientos y muchos coinciden con que la cantidad excede las 300 propiedades. Al mismo tiempo, los precios también son muy variables y oscilan entre los R$150 a R$800 (reales, en temporada baja) a los R$250 a R$1500 (reales, en temporada alta). Las hay de todo tipo claro. Y hasta incluso hay excepciones por debajo de los límites arriba citados. Como siempre, la ubicación, calidad, cercanía al centro o al mar, número de cuartos y otras prestaciones es lo que hace al precio final. 

Generalizando un poco, y siempre hablando de aquellos que buscan ahorrar, la mayoría de los turistas que llegan a Búzios no saben de esta alternativa y muchos de ellos ya vienen tradicionalmente a los mismos lugares, por lo que están -en teoría- malgastando su dinero. Una gran parte de este segmento no son brasileros: son argentinos, uruguayos, chilenos, etc. Es común que cuando me los cruzo en algún lugar de Búzios, en algún momento de la charla, salga a luz el tema de los alquileres y cuando les comento de la alternativa -al hotel o posada- se asombren y se lamenten (y yo de paso aprovecho para dejarles mi contacto, claro)

De todas maneras, hay que tener algunos aspectos en cuenta a la hora de alquilar una casa en Búzios y voy aprovechar a comentarle algunas.

A- Precio: Partamos del supuesto más general. Hoy en día en Búzios se podría diferenciar la oferta de alojamientos de posadas y hoteles de la siguiente manera:

  1. Lujo, confort, “todo incluído”, costo máximo: No se trata de los famosos “all inclusive” pero son alojamientos con un perfil de huéspedes con un alto poder adquisitivo que no les importa el costo, sino el servicio. Rondan los R$600 a R$800 (+) por noche, para dos personas, con desayuno y otros servicios que varían de alojamiento a alojamiento del mismo rango. Son alojamientos muy bien localizados (Orla Bardot) y, por lo general, con vista al mar o hacia alguna playa. Estos costos son para temporada baja. Si es temporada alta, súmele otros R$100, R$150 y, en algunos casos hasta R$300. Su servicio es muy bueno y pueden atender al viajero acostumbrado a hospedarse en otros tipos de alojamiento del mismo tenor en otras partes del mundo. Ej: Casas Brancas Boutique & Spa, El Cazar
  2. Confort, buen servicio, costo medio-elevado: Son similares a los del ejemplo anterior con la diferencia que su precio es sensiblemente menor debido a que no cuentan por ejemplo con vista al mar (excepto algunas excepciones) y -por lo general- son más pequeños. En algunos casos, tienen vista al mar, pero por la zona su precio es menor que aquellos que por ejemplo están ubicados en plena Orla de Búzios. Sus servicios de todas maneras son muy buenos -en algunos casos excelentes (Aquabarra Boutique Hotel, Pousada dos Gravatás)- y no tienen nada que envidiarle a los de la primer categoría. Alojarse aquí oscila entre R$350 a R$600, con desayuno, para dos personas.
  3. Buen servicio, confort, costo medio. Sus precios por noche oscilan los R$350 a R$450 en temporada baja para dos personas con desayuno. Como siempre aumentando en R$100 a R$150 en temporada alta. Sus servicios son buenos sin ser de primer nivel.
  4. Costo beneficio: cuentan con los servicios mínimos pero suficientes. Rondan los R$150 a R$350 por día por dos personas, con desayuno. Hay mucha oferta de este tipo de alojamientos en Búzios y la clave está en su localización. Si no conoce Búzios, lo mejor es ubicarse por el centro de la ciudad, al alcance de todo. Una buena opción, a partir de R$153 para dos personas es el recientemente inaugurado Che Lagarto, franquicia de marca argentina, presente en otros países de Latinoamérica que se encuentre al frente de la plaza principal de Búzios. Hay mucha oferta dando vuelta por internet a precios bajos y que la gente compra casi por instinto y no conoces la ubicación y cuando llegan y conocen Búzios se dieron cuenta que el precio era bueno pero que quedaba alejado de todo.

Entonces, volviendo al asunto del precio, de acuerdo a su poder adquisitivo usted escogerá una opción u otra. Cuando hay que multiplicar la cantidad de viajeros en el grupo -familiar o amigo- situándose en cualquiera de los ejemplos de arriba caerá en la cuenta que con ese dinero ya puede alquilarse alguna linda casita. Y su preferencia es la intimidad, privacidad y el sentirse como en su casa, entonces no hay más cálculo que hacer y es hora de pasar a analizar otro aspecto.

B- Localización: Resulta que una vez me contactan a través del email para alquilar una casa (alquilerenbuzios@gmail.com). El cliente estaba interesado en una casa cerca al mar, no conocía Búzios y venía junto a su mujer. No escatimaban en gastos pero querían que sea algo que valga pena y que justifique su costo. Así fue que le pasé un par de opciones para que vaya observando. Por el simple hecho de que sea sólo una pareja -como describí arriba- recomendé que lo mejor -por lo general- era alquilar en un hotel o posada. Aún así, también ofrecí para mi cliente algunas casas no muy grandes. Después de algunos mails con fotos, videos, opciones y alternativas el cliente se decidió a alquilar por su cuenta en otro sitio de alquiler de viviendas. Le agradecí su contacto y le dejé la libre opción de contactarme por si algo ocurría.

Resumiendo: era una hermosa tarde en Búzios y yo estaba en mi casa descansando un domingo muy relajado y recibo un llamado. Era la misma persona que me había contactado! Estaba en Búzios y estaba desesperado porque la casa que había alquilado quedaba literalmente “en la otra punta de Búzios” y aunque tenía el mar a dos pasos, el centro, la noche, los restaurants y las agencias de paseos le quedaban muy en contramano. El final? Terminé acomodándolo en unos apartamentos céntricos de la ciudad al alcance de todo! El mar, el centro, restaurants, bares, paseos, playas, compras, todo. Final feliz para todos.

Sugerencia: si no conoce Búzios no se apresure a alquilar al primero que le pase el precio más bajo. Primero consulte distancias, tiempo al centro de la ciudad, distancia a la Rua das Pedras y Orla Bardot. Consulte por la cercanía a supermercados, farmacias y comercios luego. Pero principalmente consulte distancia al centro de Búzios porque créame si le digo que el 80% de la actividad turística -restaurants, bares, discos, eventos, servicios y paseos- son de esa zona. A la noche gustará de dar unas vueltas por los paseos tradicionales o gustará de tomar alguna caipirinha mirando desde un restaurant o bar de la Orla y si le queda lejos lo va a lamentar. Y así he conocido muchos casos que alquilan a precios muy bajos pero que luego lamentan el tener que trasladarse continuamente con transporte público -que no es muy bueno- o gastar dinero en taxi. Nada mejor que caminar y que quede todo al alcance. Hágase un favor y evítese un dolor de cabeza: tome un mapa de Búzios y busque Orla Bardot y Praia do Canto. Lo que verá es el centro de Búzios (que no es el centro geográfico de la península). Entonces, a partir de ahí busque en donde le ofrecen la propiedad y comience a preguntar y quitarse todas las dudas al respecto.

Brigitte Bardot Buzios
Brigitte Bardot Buzios – Brigitte lo espera para su foto junto a ella.
Orla Bardot Buzios
Orla Bardot Buzios – Cae la tarde en la Orla
Rua das Pedras - Buzios
Rua das Pedras – Buzios – No le gustaría pasear por aquí por la noche con su familia y amigos?

Hay muchas otras sugerencias y consejos que iré con el tiempo comentándole. Por todo esto, mientras tanto, es que puede consultar sin problemas y enviar un email con su inquietud o duda y será al momento respondido con todo lo que usted precisa saber para venir a Búzios a pasar unas vacaciones y que al buscar un hospedaje en esta hermosa ciudad no sea un dolor de cabeza.

Contáctese ya por email alquilerenbuzios@gmail.com, no se olvide de comentar cuándo piensa viajar, la cantidad de días, cantidad de personas y con cuál presupuesto diario se ve identificado y le llegará a su correo una respuesta con todas las opciones.

Hasta la próxima entrega.